Seguidores

sábado, 24 de noviembre de 2012

GAJES DEL OFICIO

Parece mentira que me haya pasado a mi...Mis alumnas pueden dar fe de lo pesada que soy cuando les explico por primera vez el uso del cutter: "siempre que termineis de usarlo, cerradlo, porque está muy afilado y corta mucho". Vaya que si corta, ahora puedo dar fe de lo afilado y de lo que es capaz de cortar: !un dedo entero!!!


Os advierto que las siguientes imágenes pueden dañar la sensibilidad de algunas quilters, aunque han sido ligeramente "censuradas" por los puntos de aproximación que tapan "la zona cero".







Dedo índice de la mano izquierda visto desde arriba a los tres días de la "carnicería".


El mismo dedo, el mismo día, desde un lateral.
La verdad es que en mis doce años de experiencia como quilter, nunca había tenido ningún percance, ni con el cutter ni con la máquina, espero que sea el único, porque me duele más el orgullo que el dedo, ja, ja.

En fin, solamente contaros que el monográfico de ayer fue un éxito, que todas se fueron muy contentas con su arbolito terminado y que estoy muy cansada. Un beso para todas las que me leais y recordad: cuando tengais el cutter en la mano, respirad hondo y relajaos antes de cortar.

                                                           

















         

5 comentarios:

  1. !Madre mia! pobrecita;si es que cuando una se confia........zasssss cuidate

    ResponderEliminar
  2. Madre mía, pobrecita!!!Eso nos puede pasar a todas.
    Espero que no te duela mucho......cuídate!!
    Besitosss

    ResponderEliminar
  3. ¡Vaya sorpresa tan poco agradable! Espero que no sea muy dolorosa, ya veo que llevas puntos y todo.
    Bss.

    ResponderEliminar
  4. Ufff! duele sólo con verlo. que se te cure muy pronto y que no te duela mucho. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Holaa!!!madre mia!!!mi primera vez que entro en tu blog y baya lo que me encuentro,,pero me quedo.Me esta doliendo ami,,te deseo toda la recuperacion y que se te amejore.
    Un abrazo

    ResponderEliminar